10 junio 2014

UNA CAJA REGALO CON UN CHAL DE CROCHET, UN MARCO SHABBY CHIC Y MERMELADA DE CALABAZA

    Este fin de semana nos fuimos a la prueba ciclista de LOS 10.000 DEL SOPLAO en Cantabria. Papichufleto y un amigo iban en calidad de deportistas y se hicieron los más de 200 km de la prueba, ahí es nada, sin despeinarse. Sin despeinarse porque llevaban casco, porque viento si que hizo y mucho. Y Cuchufleta y yo, junto con nuestra anfitriona, íbamos de coche escoba. Nos lo pasamos muy bien y el tiempo acompañó, seguro que repetimos.

    Y como quería llevar un detallito a nuestra anfitriona, la preparé una mini caja regalo. Tenía más ideas de cosas para incluir pero me faltó tiempo, así que al final así es como quedó (la foto es muy mala y sólo hice esta):




    Hice la cesta con una caja de madera que pinté de blanco y forré con una servilleta con la técnica del decoupage. En el fondo, y usando la técnica del transfer, puse esta inscripción:

     La frase es de mi cosecha, que tanto "KEEP CALM" me aburría ya, a veces también viene bien dejarse llevar y pegar un grito, ¿no? La imprimí en el mismo tono azul de las flores de la caja.

    El envoltorio improvisado lo hice con papel celofán y un par de rosas de las muchas que se cayeron por el viento el día antes.

    El tarro es de mermelada de calabaza casera. Para decorarlo lo cubrí con una tela naranja y lo até con cordón.

   El chal lo hice a ganchillo (crochet) con algodón naranja:


    El patrón está sacado de esta página.


    Para bloquearlo usé uno de los puzzles de foam de Pepa Pig de Cuchufleta y alfileres. 



    Y el marco es de una famosa tienda de muebles y decoración de la que no diré nombre ya que no me patrocina... Me encanta la forma tan vintage que tiene peeero es de plástico liso. 




    Así que le hice un tuneo para darle un toque más shabby chic, bueno un par para ver cual me gustaba más, y resultó que al final me gustaban los dos resultados.




   
    Para pintarlos he utilizado la famosa pintura  Chalk Paint casera de la que os hablaba aquí, se trata de una pintura con yeso en su composición que puede usarse sobre cualquier superficie y no necesita imprimación. Después de investigar por las redes he llegado a la conclusión (a riesgo de que algún experto me de un tirón de oreja) de que la pintura Chalk Paint es lo mismo que el Gesso sólo que unas tres veces más cara.

    De las dos hay decenas de recetas en internet (la mayoría exactamente iguales)así que primero probé una hecha con agua, cola blanca, yeso y colorante con muy poco éxito y después opté por la opción fácil de mezclar directamente una pintura al agua con yeso y ha sido un gran descubrimiento.

    El marco oscuro lo hice con dos capas de Chalk Paint casera, una tercera capa de Betún de Judea y una pasada de lija en las zonas con más relieve para dar la sensación de desgastado.



    El blanco lo hice con una capa de Chalk Paint a modo de imprimación, otra de Betún de Judea como base y un par de capas más de Chalk Paint. Después para dar el efecto desgastado froté con un trapo húmedo en las zonas de más relieve hasta dejar a la vista el betún y pasé la lija por algunas de estas zonas para que se viera debajo del betún la capa original. 



     Ahora tengo un montón de marcos en casa esperando pasar por "chapa y pintura" y empezar con el cambio de decoración... Pero mientras os dejo por aquí la Receta de Mermelada de Calabaza:

    INGREDIENTES:
     
      * 1,5 kg de calabaza pelada, sin pepitas y troceada
      * 800 grs de azúcar
      * la corteza de 1 limón y el zumo de medio
      * opcional: canela, vainilla, corteza de naranja...

     PREPARACIÓN:

      1º.- Ponemos la calabaza troceada en una cazuela procurando que no supere 1/3 de la altura de la cazuela y la cubrimos con el azúcar dejando macerar unas 2 horas.
      2º.- Añadimos la corteza y el zumo de limón y lo ponemos a fuego medio-alto removiendo de vez en cuando y retirando la espuma que se forma.
      3º.- Pasada una media hora trituramos con la batidora y comprobamos si ya tiene la consistencia de una mermelada teniendo en cuenta que al enfriar espesa más.
      4º.- Embotamos en tarros de cristal previamente lavados y esterilizados, los llenamos hasta arriba, cerramos apretando bien y los ponemos con la tapa hacia abajo hasta que enfríen. 

4 comentarios:

  1. Vaya pedazo de regalo!! el marco blanco envejecido me encanta, el chal chulísimo y lo de la mermelada ya ni te cuento, porque tiene que estar tremenda!

    ResponderEliminar
  2. Wow que regalazo, seguro que se le ilumino la cara, jeje. Esa mermelada la he de probar, mira que hago mermeladas pero de calabaza no he hecho nunca, usas calabazas de las normales de hacer cremas??
    Yo es que conserva de calabaza solo he hecho el cabello de angel y son calabazas ya para eso.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He utilizado la calabaza de los purés jaja. Esa que es alargada.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...