13 abril 2016

JUGANDO CON HERRAMIENTAS DE VERDAD. MÉTODO MONTESSORI.

A Cuchufleta le gustan las muñecas, los disfraces de princesas y el color rosa. Pero también le gustan los balones, los coches, las herramientas y el color rosa (lo del color rosa es una batalla que he dado por perdida). Además le gusta jugar a "cosas de mayores" como barrer, pasar el "respirador" (aspirador), cocinar y el bricolaje





Uno de los regalos de su segundo cumpleaños fue un banco de herramientas con el que ha jugado bastante pero ya se la ha quedado pequeño, pequeño en el sentido de que es un juguete para "bebés"; así que aprovecha cualquier ocasión en que hacemos bricolaje en casa para jugar con herramientas de verdad (su favorita es el destornillador eléctrico) o para pintar con rodillo o brocha (mucho más divertido en las paredes que en un folio, dónde vamos a parar).

En la cocina le gusta cascar y batir huevos, hacer albóndigas (¡es como jugar con plastilina!) y amasar, empanar filetes o cualquier otra cosa que manche mucho.

El caso es que hace unos día vi en Facebook unas cuantas ideas de juegos infantiles basados en el método Montessori y me di cuenta de que, sin conocer dicho método, yo ya lo estaba aplicando en alguno. Así pues me fui directa a San Google*** para saber qué es el método Montessori. La información que podéis encontrar es tan interesante como larga, así que voy a simplificarlo al máximo aún perdiendo información esencial.


¿QUIÉN FUE MARÍA MONTESSORI?


María Montessori fue una educadora, pedagoga, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, devota católica, feminista y humanista italiana. ¡Toma ya! Además de todo esto, o a causa de todo esto, elaboró un método de enseñanza revolucionario que se basa en:
  • La mente absorbente de los niños; aprenden de manera inconsciente.
  • Los periodos sensibles en los cuales los niños tienen mayor facilidad de aprendizaje.
  • Un ambiente preparado: escenario organizado, ordenado, bonito y seguro donde los niños puedan desarrollar las actividades.
  • El papel del adulto es un mero guía del niño.

ACTIVIDADES DEL MÉTODO MONTESSORI


  • Las actividades Montessori están dirigidas por el niño; tiene libertad, dentro de unos límites, de elegir su trabajo y la duración de este. Son actividades auto motivadas en las que el adulto sólo hace de guía.
  • Tienen un control de error que le ayuda a auto corregirse y aprender con mayor autonomía
  • Aumentan la independencia, seguridad y confianza en si mismo.
  • Son manipulativas y trabajan los sentidos.
  • Aíslan los conceptos y fomentan la concentración.
Un ejemplo: casi todos los niños tienen cubos apilables para jugar; pues bien, para que esos cubos sigan el método deberán ser todos de un mismo color uniforme (aislar el concepto reduciendo dificultades al no tener números, letras o colores). El control de error lo marca el tamaño de las piezas. 

Toda esta pedagogía, mucho más compleja de lo que pueda parecer después del resumen, es casi, al menos en mi opinión, una filosofía de vida; ya que seguir este método no implica sólo hacer de vez en cuando alguna actividad de este tipo, implica llevarlo a cabo las 24 horas del día todos los días del año: ambientes en casa ordenados, respetar el ritmo del niño sin forzarlo y tratarlo como un igual con un tono de voz tranquilo y relajado , evitar premios y castigos...

Aunque sobre el papel parece un método de enseñanza ideal a mi, madre gritona, me queda grande. Pero eso no quiere decir que no podamos divertirnos mientras aprendemos con alguna de sus actividades como esta tabla de tornillos inspirada en el método Montessori.



Repito que está inspirada en el método Montessori, no estoy nada segura de que cumpla todos los requisitos ya que, para empezar, los tornillos son de verdad y tienen punta (esto no facilita un entorno seguro que digamos) pero puedes solucionarlo usando tornillos sin punta como estos.


De lo que sí que estoy segura es de lo entretenido que les resulta poner y quitar tornillos. Una actividad perfecta para tenerlos concentrados y distraídos un buen rato.

***Cuando me puse a escribir en Google método Mont..., el buscador me "sugirió" método Montignac, que resulta que es una dieta. ¡Hay que ver cómo me conoce el maldito!





Sígueme en:



http://eepurl.com/bct2DT

7 comentarios:

  1. Me encanta que a Cuchufleta le guste jugar con todo,y el color rosa!jaja.
    La señora Montessori una crack,lástima que nuestras madres y abuelas no congeniaran con la idea,pero bueno,al menos que las nuevas generaciones se empapen de ello,sería estupendo aplicarlo al día a día.
    Qué entretenío los tornillos,eso sí que es divertirse,jaja.
    Besos! y uno bien grande pa la peque :)

    ResponderEliminar
  2. Genial la entrada. Has resumido muy bien algo que tiene mucha miga. A nosotros nos pasa como a ti. A nuestro monstruito le encanta el bricolaje. Le hemos tenido que comprar sus propias herramientas de madera para que las coja cada vez que papá o mamá cogen las suyas. Le encanta coger el martillo y el destornillador y "arreglar" cosas. Por desgracia para mi creo que también va a ser de las del rosa...

    ResponderEliminar
  3. Yo no tengo críos pero desde luego es interesante.
    Qué trabajadora es cuchufleta!!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  4. Que buena actividad!!besos

    ResponderEliminar
  5. Qué gran entrada... Por lo entrañable que resulta ver cómo se desenvuelve la pequeña, su autonomía, sus preferencias y por supuesto por el afianzamiento de su carácter (cómo me suena todo lo que cuentas!!); y por cómo explicas el concepto-filosofía Montessori. En casa lo conocemos e intentamos seguir muchos de los "preceptos", pero también me englobo dentro del concepto"mamá gritona"... O chillona, y me cuesta horrores transmitirle que las cosas se dicen sin gritar...
    Irene ya sabe que es mi talón de aquiles y me dice muy seria: "¡que no me gritesss!". Y no me queda más remedio que pedir perdón.

    Yo le digo que todos los colores son preciosos... Pero no se porqué su color preferido es el rosa..
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ya conocía el método y me parece genial que des a Cuchufleta todo tipo de entretenimientos de aprendizaje.
    Aún recuerdo el lío que se montó en casa cuando mi tío y padrino me regaló un coche.Mi abuelo puso el grito en el cielo...¡moderneces!¡regalar un coche a una niña!(y encima la primera nieta)...Claro que era hace 50 años...
    (Aquel Mercedes azul es uno de los juguetes que recuerdo con más cariño)

    ResponderEliminar
  7. Madre de una preadolescente empiezo a recoger los frutos de una enseñanza no se muy bien de qué método, una niña que se sabía todos los nombres de dinosaurios y tu entrada me ha hecho recordar que también un maletín de herramientas con el que destornillar imaginarios tornillos.
    Quizás os pida una maquina de taladrar eso sí de color rosa por supuesto.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...